Ir para o Conteúdo

Mural Niten Chile


Mundial - Un Paso a la Vez

por Pablo - 22-out-2018



Llegando temprano con parte de la delegación chilena, pude ver con asombro un gimnasio lleno de gente organizando cosas para que el evento pudiera realizarse. Era mi primera vez entrando en un dojo en Brasil, y ver las banderas alineadas predecía visiblemente la escala del evento. Fue una buena sensación haber sido partícipe de ayudar a preparar cosas, puesto que igual que los entrenamientos, el mundial fue hecho gracias a la colaboración de todos.

De igual modo me impactó ver la cantidad de senpais ayudando. Saber que básicamente todos eran senpai me dio una anticipación de lo que venía, calidad y técnica, muchas cosas por aprender.

Cabe mencionar que fue un honor haber visto en vivo a Sensei por primera vez. Estoy muy agradecido del viaje que me permitió de algún modo desmitificar la figura de Sensei y los senpai de Brasil como seres lejanos e inalcanzables.

El seminario de Katori Shinto-ryu fue una experiencia excelente. Originalmente interesado en la técnica, encontré gran placer el ver las demostraciones y ser parte de la práctica del primer kata de esta escuela tradicional. Los senpai daban explicaciones detalladas, cada movimiento justificado y explicado, y fue bueno como todos los participantes del seminario estaban prestando máxima atención a aprender el kata. Muchas veces la gente elige kenjutsu interesado por la lucha, pero poder disfrutar del aprendizaje de la técnica tradicional en un grupo tan numeroso fue muy gratificante de ver y de ser parte.

Luego cuando comenzó el mundial, fue bueno conocer tanta gente empeñada en hacer lo mejor de su parte. Si bien personalmente perdí mi combate de 7-kyu, sabía que ese no era el final de mi participación. Ayudar a mis compañeros pasó a ser la prioridad máxima. Al mundial no llegamos solos, lo hicimos como equipo, y como equipo hay que seguir adelante.

Chile metió harto ruido. Habían luchadores impresionantes de todas las nacionalidades. Todos poniendo lo máximo para poder demostrar lo aprendido. Por sobre ellos, mis compañeros de 6-kyu supieron destacarse, y con cada batalla ganada me sentía orgulloso de entrenar con ellos. Lo mismo sucedió con los senpai de 5-kyu que igual supieron destacarse. Al igual que nuestro Senpai Yoshimura que hizo su parte en 4-kyu. Ver los excelentes resultados de mis compañeros fue muy alentador, encendiendo en mí una nueva llama en mi espíritu para seguir progresando en el camino de la espada.

No sólo luchamos los chilenos. También existía compañerismo internacional. Siendo Senpai Morales mexicano, y Senpai Yoshimura argentino, nuestra unidad multinacional recibió apoyo de su compatriotas, al mismo tiempo que de los compañeros de Tucuruví, que dijeron que nos iban a apoyar con todo. Compartir con otras nacionalidades, incluso sin compartir el mismo idioma fue una experiencia nunca antes vivida, y es una de las cosas que nos muestra una vez más que el mundo es un lugar maravilloso.

Cabe mencionar que Senpai Rafael mostró otra vez el por qué pudo ganar el torneo en Brasil, puesto que su fuerza es increíble, posee una técnica impresionante, y siempre pelea con todo. Verlo pelear en una clase mundial me permitió apreciar de manera más profunda su presencia en Chile, y volvió a confirmar lo vital que es su presencia junto a Senpai Yoshimura. Todos estamos muy agradecidos por tener buenos senpai que nos guían en el camino.

En la segunda fase tuve el placer de ver a uno de nuestros senpai, Senpai Joel, pelear un shiai por primera vez. Del mismo modo, pude ver cómo los representantes de los distintos dojos daban su vida por representar su lugar de entrenamiento. Nunca había visto tal muestra de destreza y tal ardor de espíritu. Por supuesto, por sobre todos Senpai Gilberto merecidamente fue coronado campeón mundial de kenjutsu en el Instituto Niten. Es claramente un ejemplo a seguir.

También quiero destacar la excelente participación de las mujeres, en particular de la unidad femenina de Argentina, que supieron destacarse en el torneo individual. Es bueno saber que existe una presencia femenina fuerte fuera de Chile, y que demuestra que la técnica de la espada no conoce género, edad, fuerza o tamaño, y que todos pueden ser parte de este arte.

Finalizando, fue una emotiva ceremonia de cierre, con buenas historias y palabras de Sensei y los senpai. Luego en la confraternización, tener la oportunidad de escuchar directamente las palabras de Sensei, y los halagos por nuestra presencia y el kiai al apoyar a nuestros compañeros me hizo ver que efectivamente todo el esfuerzo valió la pena. Conocer a los compañeros de otros países fue divertido, y pudimos crear lazos, habiendo mucha gente ganado un nuevo interés por ir a visitarnos a la unidad de Chile. Realmente nos ganamos el reconocimiento de nuestros pares, y no hay honor mayor que eso.

El mundial es una experiencia que nos ha hecho crecer a todos, y se probó en el crecimiento de mis compañeros y sus graduaciones. Alejandro, Catalán, Contreras y Magga fueron ascendidos, al igual que Senpai Rafael y Senpai Morales. Chile está creciendo, y fue gracias a su tenacidad y a la ayuda de todos, tanto en Chile como en las otras unidades.

El camino de la espada se hace de a un paso a la vez. Este evento fue uno más de ellos, pero de seguro fue un paso dado con gran convicción y tenacidad.

Pablo-Unidad Chile

Tags: Mundial,


Retornar para últimas postagens


    topo

    Instituto Niten Santiago-Chile
    +56 9 9642-9129
    chile@niten.org